jueves, 5 de abril de 2007

* DESTINO…*





“El hombre debe elegir, no aceptar su destino.”

Paulo Coelho en “La Quinta Montaña”


*******************

Nosotros creamos nuestra propia realidad. Somos los responsables de nuestras experiencias y por lo tanto, de nuestro destino.


Julio Peradejordi en su libro “56 Cuentos pa ra Buscar a DIOS” nos habla de ello…


“EL DESTINO.”

El hombre, es en gran medida, responsable de lo que le ocurre, de cómo vive, de cómo lo encaja, de las circunstancias exteriores que lo acompañan durante su existencia y que, a menudo le parecen incomprensibles, absurdas e injustas; pero, si no se conoce ni comprende a sí mismo, ¿cómo va a comprender su destino?

Aquella tarde el Maestro les recitó un poema:


Todo lo que absorbe la raíz,
oculta bajo tierra,
lo manifiesta luego el árbol
en sus ramas y en sus hojas.
Todo lo que ocultas en tu corazón,
en bien o en mal,
DIOS lo reproduce en tu exterior.
No te quejes de tu destino,
no veas la desgracia ni la suerte fuera de ti.
Busca en tu interior y hallarás
las semillas de lo que te ha tocado vivir.

Cuando más superficial es nuestra vida, más sujetos estamos a los caprichos del destino. Pero no son tales caprichos: se trata de nuestra propia incoherencia proyectada al exterior.


Todo cuanto nos ocurre afuera ya ha sido gestado dentro y si se nos manifiesta en nuestra vida exterior es porque no hemos sido capaces de resolverlo en nuestro interior. Nuestros problemas en el mundo son las notas de aviso de los asuntos que están pendientes en nuestro corazón. Son como los sueños mensajes en clave, lecciones del Maestro Interior a las que conviene prestar atención y aceptar con humildad.



Como verán, en este cuento aplica la conocida frase…


“Como es arriba es abajo”.


Si la aplicamos de otra manera sería…


“Como es adentro es afuera.”

Es importante poner atención a lo que está sucediendo en nuestra vida porque nos está diciendo lo que está pasando en nuestro interior.


Si resolvemos todo lo que nos sucede internamente, se solucionará en el exterior y toda dificultad se desvanecerá.


Nosotros no somos marionetas sujetas a los caprichos de los acontecimientos. Tenemos libre albedrío y podemos elegir lo que queremos vivir. No podemos sólo aceptar nuestro destino y ya. Como todo lo creamos en nuestro interior, tenemos en nuestras manos la creación de nuestro destino. Y eso solamente depende de nosotros.


Y tú, ¿Qué piensas de este cuento? ¿ Te has dado cuenta de lo que pasa en tu interior observando tu exterior?


¡¡¡Gracias, Gracias, Gracias!!!


CON AMOR,


* ^Â^*

2 comentarios:

Abundancia dijo...

Gracias por esos hermosos regalos. Siempre estamos creando la realidad, por eso hay que mantenerse alerta con nuestros pensamientos y enriquecerlos con recuerdos felices.

^Â^ dijo...

ABUNDANCIA...

Gracias por tus palabras.

Es mejor crear nuestra realidad a partir de la Felicidad. La vida nos ofrece muchas cosas buenas y eso lo atraemos nosotros. Si vemos sólo lo positivo, así será lo que experimentemos.

Un abrazo,

*^Â^*

*arte del día...